DUBLIN: ARTE, CELEBRACIÓN Y FILANTROPÍA

a mi amiga Patricia.

Hasta en tres ocasiones distintas traté de encontrarme con la colección del Irish Museum of Modern Art en Dublín y no desistí en mi intento pese a las advertencias: las salas del viejo Royal Hospital Kilmainham de finales del siglo XVII suelen estar cerradas salvo exposiciones temporales que regularmente incluye obras de la propia colección. Y no es porque su director, Enrique Juncosa (Palma de Mallorca, 1961), subdirector del Reina Sofía entre los años 2000 y 2002 durante la etapa de Juan Manuel Bonet y subdirector del IVAM anteriormente, no tenga claro cómo exhibir las alrededor de 4.500 obras que conforman la colección. Muy al contrario, para Juncosa «lo esencial y el más importante componente de un museo -en el sentido más amplio de su definición- es su colección». Por ello el IMMA la articula en exposiciones temporales en continua rotación. Reescribir la colección permanente de un museo continuamente es un acto agotador para cualquiera, incluso pretencioso, que muy pocos directores se pueden permitir.

Vista del Irish Museum of Modern Art. Escultura de Miró.

Vista del Irish Museum of Modern Art. Escultura de Miró.

IMMA es un museo joven; joven porque aún no ha cumplido 20 años desde su creación, lo hará la próxima primavera, porque se va conformando mediante donaciones, depósitos y préstamos y porque se concentra, principalmente, en la obra de artistas vivos desde la década de los cuarenta. Aunque toma como punto de arranque el legado de Madden Arnholz Collection, un conjunto de obras gráficas entre los siglos XVI y XIX y que incluye obras de maestros como Brueghel, Durero, Goya, Rembrandt y William Hogarth, esto no excluye la participación activa de artistas en actividad.

Tal es el caso del controvertido, o comprometido, Patrick Ireland/Brian O’Doherty protagonista del panorama cultural dublinés y muy ligado al Dublin City Gallery The Hugh Lane, la primera galería pública de arte moderno conocida (1908) y cuya colección permanente y exposiciones temporales se dedican prioritariamente a artistas irlandeses como Sean Scully (Dublin, 1945) o Francis Bacon (Dublin, 1909-Madrid, 1992), a quien se dedica un espacio con la reconstrucción de su estudio.

Brian O’Doherty (County Roscommon, 1934), autor de Inside the White Cube: Ideology of the Gallery Space en 1976, uno de los textos más influyentes del siglo XX, nace en el corazón de Irlanda y emigra en 1957 a Estados Unidos, donde se introduce en los comienzos del movimiento conceptual neoyorkino. En reacción contra la matanza del Bloody Sunday en la ciudad de Derry en 1972 comienza a firmar sus obras como Patrick Ireland. Desde entonces está trabajando en una instalación laberíntica a gran escala y permanente en el área de Falls Road en Belfast. En el año 2008 entierra a su alter ego Patrick Ireland en los jardines del IMMA tras la retirada de la armada británica de Irlanda del Norte y la devolución de los derechos civiles a sus ciudadanos. Este acto público celebrado en el museo es un gesto de reconciliación y celebración tras la restauración de la paz en Irlanda del Norte como lo fue de protesta durante las últimas décadas y en el que participan entre otros la influyente historiadora del arte y artista Barbara Novak.

Brian O’Doherty enterrando a su alter ego Patrick Ireland el 20 de mayo de 2008 en Irish Museum of Modern Art, Dublin.

Brian O’Doherty enterrando a su alter ego Patrick Ireland el 20 de mayo de 2008 en Irish Museum of Modern Art, Dublin.

Fruto de la relación de más de cuarenta años entre Novak y O’Doherty surge una colección de arte creado por artistas residentes en Nueva York durante la década de los sesenta y setenta. Un conjunto de 76 obras que incluye acuarelas, dibujos, obra gráfica y fotografías de Duchamp, Jasper Johns, Rauschenberg, Christo, Hopper, Sekula, George Segal… y que ha sido donado al IMMA junto con anotaciones e información detallada de las piezas, resultado de las relaciones entre artistas en el entorno y vida personal del matrimonio Novak-O’Doherty en Nueva York, The American Ireland Found y el grupo de discusión y arte Spiral Group formado por artistas afroamericanos. Las obras de este legado bajo el título Post War American Art: The Novak/O’Doherty Collection se pueden ver expuestas hasta febrero, siendo una oportunidad única para conocer en profundidad un proyecto curatorial de años que escribe un capítulo más dentro del arte contemporáneo: el de la privilegiada posición de los artistas.

Más información: www.imma.ie

*Este artículo fue publicado en Trazos Revista, nº 14, noviembre-diciembre 2010.

Anuncios