Entrevista a Irene Cruz

Es diciembre de 2013 en Berlín. Irene Cruz está en el Spreepark terminando la serie Urlaub que presentará unos días más tarde en exclusiva para Cervantes6 Espacio de arte en en Casa//Arte en Madrid. El Spreepark abrió sus puertas a finales de la década de los 60 convirtiéndose en el icono del entretenimiento en la República Democrática Alemana. Ahora es una de las ruinas más fascinantes de Berlín. Irene Cruz ha encontrado en este espacio abandonado muchas de las metáforas que comprenden su proyecto artístico.

Cuando vemos por primera vez las fotografías de Irene Cruz descubrimos que detrás del talento de la artista existe un universo artístico de una gran sensibilidad. En esta entrevista, realizada en Madrid a finales de diciembre, conversamos sobre sus intereses estéticos y filosóficos, el proceso creativo y sus proyectos más inmediatos.

Irene Cruz. Obras de la serie «Himmel». Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Irene Cruz. Obras de la serie “Himmel”.
Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Háblanos de tus comienzos. ¿Cuándo empezaste a interesarte por la fotografía como medio de expresión artística?

Desde que soy pequeña no imagino mi vida sin la fotografía porque desde que tengo uso de razón he tenido una cámara. Es algo imprescindible, una parte de mí. Siempre me ha gustado mucho hacer fotos. El momento en el que tuve claro que quería ser artista, quería dedicarme a la fotografía artística, fue cuando hice mi primer viaje a Berlín mientras realizaba el máster en EFTI. Pensaba que en el máster iba a aprender mucha técnica pero en realidad eran clases filosóficas que me metieron en un mundo que no conocía hasta entonces. Había estudiado fotografía publicitaria que está basada más en la estética. Conocí un mundo que me encantó, me absorbió, y me dejé llevar. Hice la serie de Inner Tales y empecé a presentar esas fotografías a concursos. Las presenté por primera vez el año pasado en la galería Ariza en una colectiva. Antes me habían dado un accésit en Fototalentos, aunque esa fotografía es totalmente documental, no tiene nada que ver con lo que estoy haciendo ahora. Con esto soy feliz.

Soy fotógrafa, mi vida gira en torno a la luz. Me da igual que llueva, incluso me gusta más porque la luz es más bonita.

Berlín es tu lugar de residencia y trabajo donde dices haberte encontrado con esa luz tan característica en tus fotografías. ¿Qué tiene de especial?

No es tanto la luz en sí, sino el momento en el que encuentras esa luz, el momento en el que convergen muchas cosas. Me fui de vacaciones a Berlín con una amiga. Alquilamos una casa a las afueras de la ciudad. Todos los días caminaba por una calle que me atrapaba, me imaginaba historias, encontraba una conexión conmigo donde yo estaba saltando un charco o haciendo cosas. Un día que diluviaba me decidí a retratarme, me dejé llevar. De ahí salió Seele, que eran bastantes fotos pero finalmente la serie se quedó en 8 fotografías.

Siempre voy buscando ese momento de luz, todas las series están basadas en eso. Nunca hago fotos en un día soleado a las 12 de la mañana. Me gusta el sol para vivir mi vida pero hay dos vidas en mí, una es mi espacio interior que represento en mis fotos y otra es mi cotidianeidad. Evidentemente mis fotografías son yo. Creo que un artista tiene que ser sincero y yo cuento lo que soy en realidad. Creo que no hay nada más sincero que una fotografía.

Soy fotógrafa, mi vida gira en torno a la luz. Me da igual que llueva, incluso me gusta más porque la luz es más bonita. No me importa que haga frío, me meto en un lago aunque sea invierno.

Irene Cruz, «Seele VII», Serie «Inner Tales (Stories Within a Story», 2011. Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Irene Cruz, “Seele VII”, serie “Inner Tales (Stories Within a Story)”, 2011.
Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Hablemos de fotógrafos e historia del arte. ¿Qué artistas sientes cerca?

Creo que mi fotografía tiene mucho más que ver con el cine que con la pintura. Me gusta mucho Francesca Woodman que hace mucho autorretrato y Arno Rafael Minkkinen un fotógrafo que se introduce también en la naturaleza. Su trabajo es en blanco y negro habla de cómo se introducen los cuerpos en la naturaleza. Han dicho que mi serie Stimmung es paralela a su obra, pero yo lo llevo un paso más allá, porque hablo del paisaje emocional y él habla de los cuerpos que se introducen en la naturaleza. Con este último creo que conecto bastante.

Tengo adoración por el cine de Terrence Malick. Su cine es muy fotográfico y mi fotografía es muy cinematográfica.

Entonces, encuentras más referencias en el cine. ¿Cómo traduces estas influencias en tu manera de ver el mundo, tu filosofía?

Tomo del cine el formato, mis fotos son todas en formato cine. El formato estándar en fotografía es 70×50, pues el mío es 46×70 porque me gusta esa estética. Nunca verás una fotografía mía en vertical. La primera influencia es la estética narrativa. Y en segundo lugar me fijo en cineastas que tienen una visión que va más allá de una simple trama, como Terrence Malick al que tengo adoración. Habla de un tema concreto, del amor, la naturaleza o la guerra incluso, y lo hace de una manera muy humanista. Para él la naturaleza es todo y para mí también. La gente sale aburrida del cine pero su vida es eso, sus recuerdos de la infancia, las imágenes con las que se identifica. Creo que la vida es eso, sin necesidad de reorganizarla para contar algo. Me gusta el cine que es filosófico y no tan narrativo (con una presentación, nudo y desenlace), un cine más experimental en el que te identificas con la imagen. Su cine es muy fotográfico y mi fotografía es muy cinematográfica.

Irene Cruz en una sesión de fotos sorprendida por una excursión de turistas en Berlín. Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Irene Cruz en una sesión de fotos sorprendida por una excursión de turistas en Berlín.
Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

También estás sacando tiradas limitadas de tus series en un formato más pequeño y económico, para pequeños coleccionistas.

Me interesa el formato pequeño. Creo que lo artistas deberíamos explotar esta idea para vender, darte a conocer, y que la gente tenga algo tuyo a precio bajo. Me encantaría que otros artistas lo hicieran porque me gustaría empezar mi colección así. Una pequeña obra seriada, firmada y limitada que cuesta 10 o 20€. No son postales, son pequeñas obras de arte. En Casa//Arte todo lo que llevamos se vendió.

Empecé en 10×10 en una pequeña feria en octubre en EFTI. La comisarió Ciuco Gutiérrez que es una persona que me ha ayudado mucho en mi camino. Me ha ayudado a creer en mí misma, sobre todo al principio. A raíz de esos momentos ahora soy mi primer fan.

Me sorprende encontrar tanta gente que ha conectado con mi obra.

Tu trabajo se caracteriza por la representación del paisaje. Háblanos acerca de ese interés por los paisajes emocionales.

En Urlaub me he planteado qué significan las vacaciones, qué es un lugar de vacaciones, qué hago yo en vacaciones. Es una idea muy poética. Vaciarse para poder llenarse. Necesitamos ese momento de vacío, pararse a valorar y reflexionar para poder empezar. Como hacemos con el fin de año. Por eso elegí el Spreepark de Berlín porque es un lugar inusual donde intentamos divertirnos, hacer cosas que no hacemos normalmente. Todos los lugares de vacaciones comparten un lugar común de conceptos que estoy buscando. No creo en los límites de las palabras, hay que buscar un lenguaje donde todo tenga cabida. Las cosas no son blancas o negras sino que hay un montón de tonalidades para explorar. Me planteo un tema, como es el paisaje. El paisaje es una percepción humana, en sí mismo no existe. Es un término de la historia del arte, no existe, es un concepto. Existe la naturaleza y lo conviertes en paisaje emocional al elegir una parte. Depende de una mente humana que elige lo que quiere y no quiere ver, que lo encuadra. Es eso lo que quiero explorar, los límites entre el paisaje y la naturaleza.

Irene Cruz, «Marina I», Serie «Blumen», 2013. Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Irene Cruz, “Marina I”, serie “Blumen”, 2013.
Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

En Urlaub eliges el Spreepark, un lugar abandonado…

Me apasiona por lo prohibido porque ahí no se puede entrar. Es un proyecto que empecé en mayo y expuse en Berlín, pero no lo retomé. Encontré la excusa de Casa//Arte para retomarlo en diciembre de este año. Fui un día para explorar y al día siguiente corregí las fotos que ya había hecho. Es un lugar sin cuidar, inseguro. Pero es un sitio maravilloso, un espacio lúdico, lleno de misterios.

Busco un lugar en mi imaginario y dibujo el escenario. En Alemania es muy fácil encontrar lo que busco.

Tu fotografía funciona como un espejo que refleja tu universo personal, donde te miras a ti misma. Casi siempre tú misma apareces involucrada en la representación. ¿Cómo es el proceso de encuentro con estas imágenes? ¿Cómo es la práctica artística?

Busco un lugar en mi imaginario y dibujo el escenario. En Alemania es muy fácil encontrar lo que busco. Busco el tema, me pregunto sobre él, me documento literariamente y comienzo el proceso creativo para explicar eso mediante un lenguaje corporal. Me gusta saltar porque nunca salen dos fotos iguales y me gusta la metáfora de arriesgar y volver a caer y volver a arriesgar.

A veces necesito un asistente, porque llueve, me meto en un lago… pero uso el time-lapse, y saco fotogramas de lo que hago. Y siempre trabajo con luz natural. Luego elijo textos explicando mis fotos y busco gente que me entienda y que explique mi obra. Me sorprende encontrar tanta gente que ha conectado con mi obra.

Irene Cruz. Making-of de la serie "Urlaub", 2013. Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Irene Cruz. Making-of de la serie “Urlaub”, 2013.
Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

En tu trabajo sujeto y objeto se confunden con un resultado muy claro: la subjetividad. En cierto modo te estás acercando a las prácticas artísticas feministas.

Creo que hablo mucho del universo femenino, aunque no me considero feminista. Me gusta que las mujeres hablen del mundo de la mujer porque tenemos una sensibilidad diferente. El mundo interior de una mujer no es el de un hombre. Soy mujer y hablo a través de una mujer.

Cuando fotografío estoy actuando. Me dibujo todas las fotografías que voy a hacer, tengo un guión. En cierto modo ya hago performance.

Muchos de tus trabajos son “work in progress”. ¿Qué te motiva a retomar las series y cuándo las das por finalizadas?

Trabajo en un universo que tiene sus ciudades. A veces me siento cómoda en una de ellas y me quedo un tiempo. Ahora estoy con Urlaub, me gusta. Aunque está más o menos cerrado me apetece quedarme ahí un tiempo, tengo que reorganizar, decidir.

Ahora estoy terminando mi libro Blumen que se presentará en ArtMadrid con la galería Cervantes6 Espacio de Arte en febrero. He acabado la serie hace dos semanas. Me ha llevado un año donde he dependido de mucha gente. Blumen empezó retratando a una amiga en un lugar concreto. Monté un guión, una historia, pero no sabía lo que era. Era un juego de identidades, a veces ella era yo y yo era ella. Apareció otra tercera amiga que se unió al juego. De ahí surgió enseñar los dípticos a poetas. Ha sido un juego visual donde yo hacía poesía visual y ellos hacían poesía escrita. Las fotos no se conocían entre sí y las he metido en un libro que contiene la energía de mucha gente.

Irene Cruz, portada del fotolibro "Blumen", 2013. Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Irene Cruz, portada del fotolibro “Blumen”, 2013.
Imagen cortesía de la artista © Irene Cruz Photography.

Creo que planteas tu trabajo de una manera bastante performática. Decías que te imaginas historias y haces fotografías. ¿Lo siguiente será la performance?

El 1 de marzo hago mi primera performance en Berlín. He preparado una videoinstalación y para explicarla voy a hacer una performance. Hasta hace poco no conocía el medio, había visto a Abel Azcona y a otros, pero nunca la había entendido hasta que me dijeron que la performance es el artista formando parte de la obra. Y me gusta eso. El artista en primera persona. Admiro mucho a Marina Abramovic y los vídeos de Bill Viola, me gusta la manera en qué trabajan. No había pensado nunca que acabaría haciendo performance hasta que el arte mismo me ha conducido a esa evolución. Me parece una idea muy bonita. Cuando fotografío estoy actuando. Me dibujo todas las fotografías que voy a hacer, tengo un guión. En cierto modo ya hago performance.

La fotografía es mi razón de vivir.

Si bien la fotografía es el medio principal de tu práctica artística, también trabajas con video. ¿Cómo está evolucionando tu trabajo?

Y con dibujo. Este invierno estoy dibujando mucho…

Mis primeros trabajos de videoarte fueron Aus heiterem Himmel e Ich mache keine Fehler. Se han visionado en Hungría, Argentina, Noruega, República Checa, Portugal… Han tenido mucho éxito y he querido seguir investigando. Estaba pensando en hacer más obras de videoarte y vi la oportunidad de hacerlo en mayo con otra chica de EFTI, Giovannina Sequeira, que trabaja en una línea parecida a la mía. En el próximo mes de marzo exponemos en PPC Gallery en Berlín donde queremos proyectar el vídeo en el techo y en las paredes colocar los fotogramas. La serie se llama Native (Nativos de la naturaleza), una serie de 10 videos donde interactuamos entre nosotras y con la naturaleza. Son metáforas pequeñas que en conjunto cuentan una historia. No es más que el inicio de dos artistas y una colaboración donde nos hemos conocido a nosotras mismas.

En Urlaub también hice un vídeo, el último día había mucho viento y las norias se movían solas y con un ruido muy atrapador. Lo editaré en enero.

Para terminar ¿qué es para ti la fotografía?

Es mi razón de vivir, mi camino, mi carrera. Tengo muy claro que puedo tener otros trabajos paralelos pero todo el dinero y el tiempo que me sobra lo invierto en el arte, que es lo que me llena.

Te deseamos muchos éxitos Irene.

Entrevista publicada en PAC el 9 de enero de 2014.

Entradas relacionadas: Fotografías de Irene Cruz en Casa//Arte 2013

Anuncios

Una respuesta a “Entrevista a Irene Cruz

  1. Pingback: Solo lo que es imaginado puede convertirse en real. Blumen, Irene Cruz | Contemporaneidades·

Los comentarios están cerrados.