#12meses12expos Mis favoritos del 2015

12 meses, 12 exposiciones, y también ferias, conferencias, encuentros y eventos de todo tipo. Ha sido un 2015 intenso culturalmente hablando. Estos no son a mi parecer los eventos más destacados, ni los mejores del año, pero sí aquellos que he compartido virtual y físicamente con mucha gente. Independientemente de si fueron grandes eventos o exposiciones que pasaron más desapercibidas, a veces algunas cambiaron mi manera de mirar, otras enriquecieron mi colección de contemporaneidades, y sin duda todas han sido parte de este aprendizaje vital al que no renuncio.

Suelo pensar que la mejor exposición es aquella que aún está por venir, pero conviene echar la mirada atrás y guardar aquello que nos impulse en lo que vendrá. Podría enumerar, como casi todos hacen, las exposiciones más sonadas, las que más visitas y comentarios generaron, pero he preferido detenerme en otros proyectos, algunos en apariencia más modestos, para guardar en la memoria algunos gestos que sucedieron sin apenas ruido mediático pero que conformaron una parte de esta contemporaneidad.

UN AÑO DE ACTIVISMO FEMINISTA

El año empezaba de la mejor manera que podíamos esperar, celebrando los 30 años de activismo feminista de Guerrilla Girls con una exposición comisariada por Arakis en Matadero Madrid, acompañada de una conferencia performática de las garras de Frida Kahlo y Kathe Kollwitz. Su mensaje y energía feminista calaron en los colectivos de artistas, gestoras culturales e historiadoras del arte reunidas en torno a esta exposición, conscientes de que aún queda mucho trabajo en materia de igualdad.

Ante las dificultades que muchas creadoras encuentran a la hora de exponer su trabajo en 2015 se celebró en Berlín la tercera edición del Festival Independiente de Artistas Iberoamericanas en Berlín. Un festival creado por y para mujeres, artistas, iberoamericanas, residentes en Berlín como un espacio de inclusión en el que el colectivo de mujeres iberoamericanas puedan expresarse y compartir.

También hemos conocido las dificultades a los que se enfrenta el Museo de Género de Járkov en Ucrania, gracias al impulso y compromiso de María Sánchez y la participación colectiva en el programa de mecenazgo #SaveGenderMuseum.

El activismo y la conciencia crítica mantienen una especial importancia en las prácticas artísticas actuales. Así tanto la performance y el artivismo como los residuos documentales que estos generan, son una parte importante de la producción artística presente. En este sentido encaja bastante bien el trabajo de la artista Yolanda Domínguez, cuyas últimas intervenciones, Accesibles y accesorias y Niños vs moda, cuestionan críticamente el papel relevante que desempeña la publicidad en la elaboración de estereotipos caducos y machistas.

Muchos coincidirán en que una de las exposiciones que mayor impacto mediático ha tenido durante este año también ha puesto en evidencia todas estas desigualdades y olvidos a los que están sometidas las mujeres artistas en la historia del arte. Me refiero a la exposición de Carl André en el Museo Reina Sofía con la colaboración de la Dia Art Foundation. Una exposición que apenas aportaba nada nuevo sobre el artista y el Minimalismo pero que sirvió para reivindicar el papel fundamental de Ana Mendieta en el arte contemporáneo, la gran olvidada por este y tantos otros museos. Como si se tratara de un acto de justicia poética surgieron muchas voces que nuevamente se preguntaban dónde estaba Ana Mendieta. Varios artículos así lo sugerían, además de la acción ¿Quién coño es Ana Mendieta? protagonizada por varias mujeres que manchadas de sangre entraron en el Palacio de Velázquez del Retiro, una de las sedes de la exposición de Carl André. En esta acción participaban, entre otros colectivos, la recién creada plataforma ¿Quién coño es?, que en pocos meses ha logrado una interesante visibilidad mediante la pegada de carteles al más puro estilo Guerrilla Girls, contando ya con su primer fanzine publicado con ilustraciones de feminartistas como Paola Maulén.

Vista de la exposición Carl Andre. Escultura como lugar, 1958-2010, en el Palacio de Velázquez, Madrid y acción colectiva ¿Quién coño es Ana Mendieta?. Fotografía Edu Granados Ⓒ Dispara Mag.

Vista de la exposición Carl Andre. Escultura como lugar, 1958-2010, en el Palacio de Velázquez, Madrid y acción colectiva ¿Quién coño es Ana Mendieta?. Fotografía Edu Granados Ⓒ Dispara Mag.

  • Guerrilla Girls 1985-2015. Matadero Madrid. 30 de enero – 26 de abril, 2015.
  • FIEBER – Festival Independiente de Artistas Iberoamericanas en Berlín, Acud Macht Neu, Berlín, 28 – 31 de mayo, 2015.
  • #SaveGenderMuseum, Museo de Género de Járkov, Ucrania. 2015.
  • Yolanda Domínguez, Accesibles y accesorias y Niños vs moda, 2015.
  • Carl Andre. Escultura como lugar, 1958-2010. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, MNCARS, Madrid. 5 de mayo – 12 de octubre, 2015.
  • ¿Quién coño es Ana Mendieta? Palacio de Velázquez, Parque del Retiro, MNCARS, Madrid. Mayo, 2015.

COLECCIONAR ARTE, COLECCIONAR NARRATIVAS

Dado el auge de ferias y el interés general por el coleccionismo, pareciera que estamos ante un momento de optimismo por parte del mercado y con una cierta disposición en la puesta en valor de un coleccionismo que no solo es institucional. Este es un tema que me interesa especialmente, sobre todo aquel que tiene que ver con la creación de colecciones de arte contemporáneo y su relación con la historia del arte. Las nuevas tendencias museológicas tienden a la movilidad de las colecciones permanentes en su exposición y préstamo, facilitando así otras narrativas y miradas en contextos diferentes. Así se organiza desde el Museo Reina Sofía en la web Itinerancias, espacio donde se recopilan las exposiciones y actividades producidas o co-producidas por el Museo por diferentes lugares del mundo –del mundo occidental y global se entiende. El museo que itinera, como una parte de la colección del MUSAC que Paco Barragán ha revisado bajo las Narrativas de progreso, libertad y auto-realización en el capitalismo de hoy en una muy recomendable exposición en el DA2 de Salamanca. Y la colección privada que viaja, que en este año ha sido tendencia, destacando la Goetz Collection que se expuso en la Sala de Arte de la Fundación Banco Santander para ofrecernos un sinfín de posibles relaciones entre las artes plásticas y las artes escénicas.

la-vida-es-esto

Vista de la exposición La vida es esto. Narrativas de progreso, libertad y auto-realización en el capitalismo de hoy, DA2, Salamanca, 2015. Obras de Muntean & Rosenblum  It’s Only…, 2003; Yinka Shonibare, Dorian Gray, 2001; MP & MP Rosado, Han dormido mucho tiempo en bosque, 2002.

Lothar Hempel, Die-schwarze Stunde, 2004, Goetz Collection. Sala de Arte Fundación Banco Santander.

Lothar Hempel, Die Schwarze Stunde, 2004, Goetz Collection. Sala de Arte Fundación Banco Santander.

Pero no solo exponer otras colecciones fuera de sus contextos es tendencia. En el arte actual podemos encontrar artistas que mediante el archivo y la apropiación de objetos, documentos y la incesante búsqueda de fuentes plantean proyectos donde conviven problemáticas del pasado y del presente. Colecciones de imágenes que con la práctica artística se convierten en complejas narrativas para darle una vuelta –o las que hagan falta– a la Historia. Así fue planteado por Jeremy Deller en su primera exposición individual en nuestro país, El ideal infinitamente variable de lo popular, donde el artista e historiador del arte junto al curador Cuauhtémoc Medina miraban hacia la historia reciente de Reino Unido.

De archivos y apropiaciones sabe bastante María Cañas, conocida como la archivera de Sevilla, quien con grandes dosis de humor y sin olvidar la crítica presentó en el CAAC de Sevilla una de las exposiciones que más proyectos ha reunido de su extensa práctica artística.

El archivo también es pretexto en el trabajo de Rosell Meseguer quien a través de los objetos elabora narrativas cercanas a lo biográfico y a la historia reciente, siempre acompañadas de material documental que hacen que nos detengamos a repensar el mundo en el que vivimos. Como podemos ver todavía en una de sus últimas instalaciones, Lo invisible, en Tabacalera Promoción del Arte y Archivo Tamarugal en la Colección del CA2M que repasa las adquisiciones y producciones propias del Centro desde su creación en 2008 bajo la dirección de Ferrán Barenblit, actual director del MACBA. Fue en Móstoles donde tuve la oportunidad de escuchar sobre estos y otros proyectos de Meseguer en el ciclo de conferencias del CA2M La vida afectiva de los objetos.

Vista de la exposición de Rosell Meseguer Lo invisible en Tabacalera Promoción del Arte, Madrid, 2015.

  • La vida es esto. Narrativas de progreso, libertad y auto-realización en el capitalismo de hoy. Domus Artium 2002, DA2, Salamanca. 8 de octubre, 2015 – 31 de enero, 2016.
  • All the Word´s a Stage. Works from the Goetz Collectiion (Todo el mundo es un teatro. Obras de la Colección Goetze). Fundación Banco Santander, Boadilla del Monte, Madrid.
  • El ideal infinitamente variable de lo popular. Centro de Arte Dos de Mayo, CA2M, Móstoles. 13 de febrero – 7 de junio, 2015.
  • María Cañas. Risas en la oscuridad. Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, CAAC, Sevilla. 19 de junio – 11 de octubre, 2015.
  • Lo Invisible. Rosell Meseguer. La Fragua, Tabacalera, Promoción del Arte. 16 de octubre, 2015 – 17 de enero, 2016.
  • Colección XII. Centro de Arte Dos de Mayo, CA2M, Móstoles. 6 de octubre, 2015 – 31 de enero, 2016.
  • Universidad Popular. La vida afectiva de los objetos. CA2M, Móstoles. 21 de octubre, – 25 de noviembre, 2015.

ÚLTIMA RECOMENDACIÓN DEL 2015: CECILIA PAREDES

En 2014 Yoko Ono deposita el Árbol de los deseos para Bilbao con motivo de la retrospectiva que el Guggenheim de Bilbao le dedicaba. Durante estos días los visitantes tienen la oportunidad de escribir, colgar o susurrar sus deseos siguiendo la tradición japonesa de colgar oraciones de las ramas de un árbol. Mensajes que serán integrados en la instalación Imagine Peace Tower en Reikiavik. Este gesto coincide con otra instalación de la artista Cecilia Paredes que ahora también expone en Madrid en dos espacios, Oyendo con los ojos en Tabacalera y Me gusta más ciento volando y ni uno en la mano en la Galería Blanca Berlín. Para la instalación El deseo ha recogido las peticiones escritas por devotos en las urnas de iglesias peruanas. La artista ha rescatado y transcrito estos testimonios en una larga cinta continua de papel que viene a ser un espacio para la esperanza colectiva. La exposición de Tabacalera es una muestra más que recomendable para conocer a esta interesante artista que trabaja con la naturaleza desde una concepción simbólica e incluso sagrada en donde ella misma queda mimetizada. La belleza de los materiales, casi todos humildes y efímeros, pero minuciosamente organizados y trabajados en instalaciones, esculturas y fotografías, hablan desde lo ancestral de metáforas universales como la violencia o la identidad de la cultura contemporánea.

Cecilia Paredes, El deseo, 2015.

Cecilia Paredes, El deseo, 2015.

Cecilia Paredes, Plegaria, 2013.

Cecilia Paredes, Plegaria, 2013.

Cecilia Paredes, El vuelo, 2015.

Cecilia Paredes, El vuelo, 2015.

  • Cecilia Paredes. Oyendo con los ojos. Tabacalera, Promoción del Arte. 24 de octubre, 2015 – 17 de enero, 2016.
  • Me gusta más ciento volando y ni uno en la mano. Galería Blanca Berlín. 16 de octubre, 2015 – 17 de enero, 2016.
Anuncios