#12meses12expos. Arte radical y feminismos del 2017

En The book of Evil Spirits (2015), Chiara Fumai (1978-2017) solicitaba la ayuda de Eusapia Palladino, una conocida médium italiana de finales del siglo XIX, para invocar a activistas feministas históricas, entre ellas Ulrike Meinhof o Carla Lonzi. Mujeres radicales como las feministas del XX, terroristas como Valerie Solanas o marginales como Annie Jones “la barbuda” que hablan a través de Fumai para que sus disidencias sigan poniendo en peligro las estructuras de poder actuales. Mujeres habituales en sus videoinstalaciones y performances durante una década en la que Fumai ha abordado la posición de la mujer en la historia y la contemporaneidad desde una posición radical y política. Chiara Fumai fallecía en agosto de 2017, el mismo verano en el que las mujeres de todo el mundo rompimos el silencio y como ella invocamos la ayuda de las feministas históricas y contemporáneas.

Chiara Fumai. The book of Evil Spirits. 2015.

En octubre de 2017 también nos dejaba Linda Nochlin (1931-2017) la mujer que cuestionó la historia del arte. Una valiente y radical a la que inevitablemente seguiremos citando. En su nombre y en el de todas las olvidadas seguiremos preguntando insistentemente a museos, curadores e historiadores ¿por qué no ha habido grandes mujeres artistas?

2017 será recordado como el año de la sororidad. El año en el que las mujeres abrieron la caja de pandora y nombraron los abusos, las violaciones y los feminicidios; los hicieron existir. Las mujeres silenciadas, las violadas y las asesinadas impunemente se han hecho presentes a través de otra médium, Regina José Galindo (1974) y su proyecto Presencia con acciones en Ciudad de Guatemala, La Casa Encendida y Documenta 14 Atenas.

Las realidades que viven las mujeres en el mundo árabe y cómo se construye la feminidad y lo femenino es durante estos últimos meses del año motivo de reflexión en la exposición En Rebeldía. Narraciones femeninas en el mundo árabe en el IVAM que reúne muy interesantes propuestas de artistas como Amal Kenawy, Mona Hatoum, Ghada Amer, Zineb Sedira o Leila Alaoui.

Las mujeres que verbalizaron en su nombre y en el de todas las distintas violencias han sido portada de la revista Time. Este hecho inevitablemente me hizo pensar en otras portadas, las de Women with Cameras (2014) de la artista Anne Collier que se expuso en Punto de partida, la revisión a la colección de Isabel y Agustín Coppel en la Fundación Banco Santander donde también había lugar para las propuestas artísticas feministas de Diane Arbus, Cindy Sherman, Johanna Calle o Leonor Antunes entre otras. Anne Collier hace evidentes las estrategias de fabricación del género al fotografiar y exponer portadas donde las mujeres posan con cámaras, pero perpetuando una imagen estereotipada de lo femenino.

Anne Collier. Women with Cameras. 2014.

Subvertir el canon es una de las posiciones que define el feminismo. Pues ¿hay algo más feminista que la actuación contra las normas, preceptos o modelos que desde hace siglos se toman por modélicos? Esta es la actitud tomada por Mateo Maté en la exposición Canon en la Sala Alcalá 31, una de las muestras más interesantes que nos deja este año. En este proyecto Maté se ha adentrado en el corazón mismo del clasicismo, el taller de vaciados de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, para, previo estudio de las ideologías del canon subvertir sus lógicas, modificarlas y adecuarlas a las identidades contemporáneas, diversas, anticanónicas, queer.

Pioneras e inspiradoras de la escena queer en el contexto español Cabello/Carceller celebraban las identidades otras en Borrador para una exposición sin título en el CA2M. Una exposición que ponía el acento en cómo se construyen las identidades contemporáneas y las distintas violencias que se ejercen sobre aquellos cuerpos percibidos como otros. Cuerpos que reaparecen en otra exposición en el CA2M, Elements of Vogue, una revisión histórica de la escena ballroom protagonizada por las comunidades LGTB afroamericanas y latinas en origen en Nueva York. El vogue como forma de danza underground, radical y performática hace presentes las identidades disidentes, poniendo nuevamente en peligro la cultura del poder. Los comisarios, Sabel Gavaldón y Manuel Segade, proponen además de la investigación y exposición, un espacio de performatividad y celebración donde se desarrollarán hasta mayo de 2018 muy distintas actividades.

Joan Jett Blakk for President, 1992.

El valor estético y la artisticidad sobre la politización del cuerpo femenino ha sido motivo de una profunda investigación que ha derivado en la exposición Radical Women: Latin American Art, 1960-1985. Por primera vez se aborda un período clave en el desarrollo del arte contemporáneo desde las prácticas artísticas de artistas mujeres de Latinoamérica y de descendencia latina y chicana en Estados Unidos. Paz Errázuriz, Martha Araujo, Liliana Maresca, Ana Mendieta, Cecilia Vicuña o Victoria Santa Cruz son algunas de las artistas que desarrollaron su práctica artística durante un periodo convulso en América Latina. Estas mujeres radicales experimentaron con los lenguajes artísticos de la fotografía, la performance, el vídeo y la instalación; denunciaron la violencia cultural y política y ejercieron el activismo por la liberación de las mujeres en un ambiente de represión social y política.

https://www.youtube.com/watch?v=cHr8DTNRZdg

Mujeres que cumplen todos los requisitos para ser periféricas pero que en los últimos años son motivo de estudio y revisión. Es el caso de Anna Bella Geiger con Geografía física y humana en La Casa Encendida, comisariada por Estrella de Diego. Una exposición que propone un completo recorrido por la obra de la ya octogenaria artista conceptual brasileña. A través del mapa y su subversión Geiger desmonta fronteras y cuestiona el poder. Una artista que ha sabido revertir la posición masculina y colonial sobre la que se ha contado el mundo, proponiendo volver a narrarlo desde múltiples perspectivas.

Anna Bella Geiger. Brasil nativo/Brasil alienígena. 1977.

En los últimos meses hemos asistido a un renacer de los feminismos. Las mujeres hemos decidido recuperar ese territorio que nos había sido negado. La marcha de las mujeres es un tsunami global y sus réplicas serán radicales o no serán.

 

En Rebeldía. Narraciones femeninas en el mundo árabe. IVAM, Valencia. 14 de septiembre, 2017 – 28 de enero, 2018.

Punto de partida. Colección Isabel y Agustín Coppel. Sala de Arte Fundación Banco Santander. 21 de febrero – 11 de junio, 2017.

Mateo Maté. Canon. Sala Alcalá 31, Madrid. 19 de mayo – 23 de julio, 2017.

Borrador para una exposición sin título (cap. II) Cabello/Carceller. Centro de Arte Dos de Mayo, CA2M, Móstoles, Madrid. 20 de enero – 7 de mayo, 2017.

Elements of Vogue. Un caso de estudio de performance radical. CA2M. 16 de noviembre, 2017 – 6 de mayo, 2018.

Radical Women: Latin American Art, 1960-1985. Hammer Museum, Los Ángeles. 15 de septiembre – 31 de diciembre, 2017.

Geografía física y humana. Anna Bella Geiger. La Casa Encendida, Madrid. 28 de septiembre, 2017 – 7 de enero, 2018.

Anuncios